lunes, 23 de octubre de 2017

SPONSOR, Webb Ellis


Agradecemos a Webb Ellis, quienes nos siguen acompañando. Pueden clicklear en la lista de banners de la derecha y conseguir todos los productos ofrecidos.

Muchas gracias a todos los visitantes a ésta página aquí, en Twitter @rugbyandfitness, en www.facebook.com/rugbyandfitness y a la Empresa XELTIC, licenciataria de Webb Ellis y Spalding. http://www.xeltic.com.ar/

También estamos en Instagram.com/rugbyandfitness

viernes, 20 de octubre de 2017

JUEGOS DE APRENDIZAJE EN EL RUGBY

Es un desafío y una gran responsabilidad jugar y entrenar con niños pequeños. Debido a la propia naturaleza los niños son curiosos, les encanta los desafíos, probar cosas, situaciones nuevas y descubrir el mundo que les rodea por sí mismos.
La sugerencia en los primeros años de escolarización plantea que lo más importante no es la enseñanza de las habilidades motoras, pero se tiene que tomar en serio las necesidades de los niños en esta área con acciones como trepar, saltar, dar vueltasgirar, deslizar,jugar con el equilibriobuscar situaciones de riesgo.
Desde este punto de vista, una de las propuestas más interesantes es la organización de los entrenamientos en estaciones. Los niños no sólo pueden elegir más o menos independientemente las estaciones, sino que además pueden determinar el grado de dificultad.
Muchos niños son capaces de evaluar su propio riesgo. Hay que destacar que algunos niños de seis años, por ejemplo, suelen tener un nivel de desarrollo de los niños de cuatro años, mientras que otros llegan a tener un desarrollo de niños de ocho años.
¿Cómo sería un entrenamiento básico en circuito?
Un entrenamiento, encuentro o sesión de juego con nuestros pequeños jugadores puede tener diversas aristas. El requisito previo para el éxito es una buena organización. Incluso, a menudo, dibujos y fotos son mejores que las explicaciones verbales largas para ayudar a todos los participantes quienes tienen que acostumbrarse a nuevas herramientas y ser cada vez más independientes. Con la autonomía no se pierde la calidad del movimiento.
Es importante, sin embargo, recordar que hay mucha actividad motora (de movimientos) espontánea en los niños. Los entrenadores deben observar, ayudar cuando se necesita, y/o trabajar con los niños. Las cuestiones de seguridad no deben olvidarse.
Este es el nivel óptimo para la adquisición de todas las habilidades motoras, posibilitando muchas experiencias positivas de movimiento, y permitiendo que se desarrolle así las habilidades no sólo coordinativas y condicionales, sino también cognitivas, emocionales y hasta de socialización.
Sin lugar a dudas el entrenamiento en circuito para edades formativas es lo mejor para una enseñanza abierta, intensiva en términos de aprendizaje motor y de cantidad de experiencias.
Los ejercicios a incluir pueden ser: movimientos de balanceosaltos hacia y desde cubiertas de autossuspensiones en sogasequilibrios sobre colchonetassalidos sobre superficies blandascarreras en distintos apoyos para adelantehacia los costados y para atrásesquive entre bastones o conosatravesar túneles de tela, entre otros.
Juan Casajús / Twitter @JuanCasajus

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

miércoles, 18 de octubre de 2017

EL MAXIMO DESAFIO, EL AUTOCONTROL

La competencia atlética contiene gran parte del drama de la vida; en muchos aspectos es un microcosmos de la vida.
La frustración, la alegría, la incertidumbre, el dolor y el esfuerzo están presentes. Las personas que entran a la arena competitiva rápidamente se dan cuenta de que hay algo más en la competencia que el simple aprendizaje de las habilidades físicas. Una cosa es poseer las habilidades físicas y otra es poder utilizarlas cuando corresponde. Y es allí donde existe el desafío El desafío máximo del autocontrol.
Cuanto más deseamos alcanzar los limites superiores de nuestra habilidad física y talento es cuando más se nos aparece como inaccesible. Este desafío nos lleva enfrentarnos con nosotros mismos, con nuestras inseguridades, con nuestras dudas, con nuestras falencias y nuestros miedos. El éxito en la competencia requiere que nos movamos más allá de este desafío para entrar dentro del dominio de nosotros mismos. El dominio del deporte competitivo se vuelve entonces   un proceso continuo de autotransformación, cambio y renacimiento. Tal dominio involucra compromiso y disciplina. En síntesis, es un combate de cada persona consigo misma.
Así como la aptitud física y la fuerza son centrales para el rendimiento deportivo, también lo es la aptitud mental.
Rendir consistentemente con un máximo rendimiento en lo más arduo de la batalla competitiva requiere de fuerza mental. Una fuerza que esta fundamentalmente incorporada en la esencia de las habilidades mentales adquiridas.
Estas habilidades incluyen la concentración, el control de la actitud, el manejo de la presión, el pensar correctamente, el control de la energía, el mantenerse motivado y la visualización. Esto es lo que abarca el entrenamiento de la Excelencia Atlética: enfrentarse al máximo desafío y construir la fuerza mental. Se trata de excelencia, alegría, realización y lucha. También es un procedimiento para comprender y controlar, paso por paso, esa indefinible pero critica conexión mente-cuerpo. El control de esa conexión  es la esencia de la fortaleza mental en el deporte, y el entrenamiento de la Excelencia Atlética se ha diseñado para iluminar y acortar  este proceso.
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente. Vía Rugby Chile
 Twitter @rugbyandfitness | Instagram.com/rugbyandfitness 

lunes, 16 de octubre de 2017

AMIGOS DEL RUGBY



Todos quienes editamos y escribimos en RugbyAndFitness estamos orgullosos de nuestro espacio de Rugby y de cómo ha crecido desde sus inicios.

Entrenadores, jugadores, referees y fanáticos nos visitan habitualmente llegando en las redes sociales a superar los 85.000 seguidores!


Hace unos años atrás comenzamos una sección que hemos denominado #AmigosDelRugby


Cada vez que recibimos un equipo de distintas divisiones, clubes, uniones, países del mundo nos ponemos contentos ya que allí hay amigos, entrenamientos y anécdotas en conjunto.


Hemos sido desbordados por la cantidad de fotos y mensajes recibidos pero de forma paulatina y sin pausa, TODOS van a integrar la gran galería de imágenes.


Pueden envíar la foto de su equipo (con el nombre del Club, Ciudad y País) por mensaje interno en facebook y, les pedimos paciencia, las iremos subiendo encabezando nuestro espacio, semana a semana! 


La inmensa cantidad de clubes y todas las fotos de los equipos al momento, las pueden ver en  

Muchas gracias, los esperamos!

Pueden sumarse en

viernes, 13 de octubre de 2017

NO SÓLO RUGBY

Como entrenadores y, principalmente, como padres nos toca la difícil tarea de guiar, acompañar, el proceso de desarrollo de nuestros deportistas y/o hijos. Muchos son los interrogantes sobre las intervenciones adecuadas dentro del deporte en los distintos periodos del desarrollo del niño y, también lo son, los criterios para definir dichos períodos. Claro que, las diferencias inter-individuales también juegan un rol trascendental en este camino pero, el reconocido entrenador estadounidense Matt Russ, resume lo que considera los tres principales errores que podemos, generalmente, cometer.
En más de dos décadas entrenando atletas, he tenido el placer de ver a algunos de mis atletas juveniles hacer todo el camino hasta el nivel profesional. En el camino he desarrollado una perspectiva algo global sobre lo que se necesita para pasar de este punto A al punto B, muy distante. Trabajé con algunos padres maravillosos que han contribuido en gran medida al éxito de sus hijos. Pero, por desgracia, fui testigo de más padres en algún momento, sin saberlo y siempre con las mejores intenciones, sabotear el futuro deportivo de sus hijos. Si hubiesen escuchado unas cuantas reglas sencillas, o examinado algunos de sus motivos, no sólo su hijo hubiese sido un mejor atleta, podría haber sido un mejor competidor, más feliz, y un niño más sano.
Si usted se encuentra emocionado con el potencial de la carrera deportiva de su hijo, lo invito a tomar una mirada objetiva sobre el tema. Y, si usted se encuentra haciendo cualquiera de las siguientes tres cosas, puedo casi garantizar que su hijo no va a terminar donde usted cree que lo hará.
1) Imponer sus propias ambiciones sobre su hijo. Me parece interesante que algunos de los atletas más consumados que he conocido no son los padres autoritarios que se podría esperar cuando se trata de atletismo. De hecho, pueden tomar una actitud algo laissez faire hacia el atletismo de sus hijos pequeños. Mi opinión personal es que estos padres tienen una mayor comprensión del proceso de desarrollo. Sentar las bases, el aprendizaje de las habilidades, y manejando indulgentemente las trampas de la competición se colocan por encima de premios y galardones. Ellos están íntimamente familiarizados con la larga línea de tiempo y sacrificios necesarios para llegar a la cima de un deporte, e incluso las probabilidades de llegar allí. Ellos tienden a ser más respetuosos con los entrenadores y pacientes con el proceso de coaching. Ellos, en definitiva, han ganado una perspectiva que la mayoría de nosotros no posee.
Los padres que no han experimentado la competencia, simplemente, nunca desarrollaron los conjuntos de habilidades mentales necesarias de un atleta. Ellos pueden estar experimentando la competición atlética por primera vez a través del prisma de su hijo; que puede ser una pendiente muy resbaladiza. Otros creen que su hijo representa una "segunda oportunidad" para corregir los errores de su pasado atlético no tan ilustre. En cualquier caso, lo más importante a entender es que un niño preadolescente tiene tres motivaciones básicas para participar en un deporte: para divertirse, socializar, y para complacer a sus padres. Demasiados niños terminan simplemente haciendo esto último y, casi nunca, funciona por mucho tiempo. Estos niños rara vez duran en un deporte de competición de alto nivel, e incluso pueden llegar a dejar su deporte, después de años de desarrollo, ya que es una forma conveniente de rebelarse contra sus padres. Post-Competencia, a menudo, las primeras palabras que escucho de los padres son evaluativas o criticando cuando deberían ser simplemente "¿Te divertiste hoy?"
2) Sobre-especialización demasiado pronto. Una vez fui consultado por un padre un poco ansioso en cuanto al entrenamiento de su hija lesionada. El médico le había aconsejado tres semanas fuera entrenamiento para permitir que su lesión se cure, pero él sentía que esto era demasiado conservador y que su hija cedería demasiado terreno al tomar este tiempo libre. A propósito, ella tenía NUEVE años de edad. Obviamente él tenía su propia agenda en mente y no el mayor interés de su hija. Yo dudaba seriamente que ella todavía estaría compitiendo en su deporte a los doce.
Ha habido un aumento asombroso en lesiones ortopédicas entre los niños, en la última década. Esto se corresponde con el aumento de la especialización temprana en una sola disciplina deportiva. Los niños están entrenando muy duro, demasiado a menudo, demasiado repetitivo y demasiado temprano sin una base adecuada. Los programas de formación y entrenamiento se han aprovechado de esto, a menudo ignorando las directrices ortopédicos para la formación de los niños a favor de mostrar los primeros resultados a los padres. Los niños no tienen una plataforma lo suficientemente estable como para introducir entrenamiento de alto volumen, especialmente, durante las fases de crecimiento. Las lesiones en las placas de crecimiento, discos vertebrales, desgarros de menisco, y la tensión del tendón / ligamento pueden dejar a un niño con daño permanente. El cuerpo no está diseñado para repetir movimientos específicos, una y otra vez, especialmente a una edad temprana. Estamos diseñados para los movimientos multi-planares que, es más parecido, a "salir a la calle y jugar" versus el entrenamiento. Si realmente quiere desarrollar un atleta desde una edad temprana usted sólo haga eso, que los desarrolla. Desarrolla habilidades y coordinación general, la fuerza y la agilidad que es apropiada para la edad. Un buen entrenador / padre debe trazar las fases de crecimiento y el ajuste de la carga de entrenamiento en consecuencia, el seguimiento del descanso y la recuperación, la enseñanza y la imposición de una nutrición adecuada, y el desarrollo de habilidades mentales. Sin embargo, estas áreas igualmente importantes de oportunidad, a menudo se descuidan. La conclusión es que si su hijo está crónicamente lesionado, o incluso si sus compañeros mantienen un alto nivel de lesiones por uso excesivo, el sistema de entrenamiento y formación está fallando a su hijo, no importa qué tan bien sus mejores atletas están rindiendo.
3) Centrarse en un solo deporte. Es algo lógico creer que cuanto más tiempo es dedicado a la formación de un deporte, en un mejor atleta se convertirá con el tiempo. Y sin duda el ocasional Tiger Woods se presente. Pero esta mentalidad más a menudo deja a múltiples atletas jóvenes destrozados junto a la carretera. El desarrollo de un atleta es como abrir una puerta. Usted debe tener exactamente la llave correcta, que involucra a todos los interruptores de la cerradura, para abrir la puerta. El entrenamiento es sólo uno de los interruptores, no la llave.
Un niño no se auto-define en un deporte hasta la adolescencia, como he mencionado anteriormente. Con el fin de averiguar en qué son realmente buenos, realmente disfrutan, y realmente quieren tener éxito, ellos deben probar una serie de cosas. Esto es bueno, esto es saludable, y les impide quemarse en un solo deporte. Pero, muchos padres ven un poco de talento, de aptitud y quieren llamarlo el "deporte" de sus hijos. La participación en múltiples actividades deportivas, incluso, puede ayudar a prevenir las lesiones asociadas con el exceso de especialización. Usted debería preguntar a su hijo si quiere probar diferentes deportes, o incluso insistir gentilmente para hacerlo. Con el tiempo pueden reducir su enfoque. Unirse al equipo de fútbol que viaja a una edad temprana puede evitar que su hijo se vaya dando cuenta de que era más talentoso en (y apasionado) el béisbol.
Si su hijo es menor de doce años, y usted se encuentra en la línea lateral con las palabras "campeón", "becas", y "fenómeno" dando vueltas alrededor de su cabeza es probable que necesite un chequeo de perspectiva. Una de las lecciones más difíciles que tendrá que aprender es que en algún momento van a tener que decidir si quieren continuar en un deporte. Y no habrá nada que pueda hacer para hacerlos competir si ya no tienen la voluntad o el deseo. Es un simple hecho de que todas sus horas en el coche, los miles pagados para el entrenamiento y años pasados asistiendo a los juegos y prácticas es probable que, estadísticamente, conduzcan a ninguna parte. Pero eso no quiere decir que van a obtener el valor de la experiencia de la competencia. El deporte puede sacar lo mejor (y a veces lo peor), tanto en atletas y padres por igual. Los valores que se enseñan y ganan en el campo atlético serán mucho más valiosos que cualquier premio; valores como la deportividad, el honor, la integridad física, el trabajo duro y el trabajo en equipo. La relación que usted desarrolla en torno a la competencia de su hijo tendrá un gran impacto en su futuro. Las decisiones que tome como padre tendrán un tremendo efecto no sólo en el desarrollo deportivo de su hijo, sino en su estado de salud, el bienestar y la ética. Seleccione sabiamente.
Leer también: Matt Russ. HOW TO DESTROY YOUR CHILD'S ATHLETIC FUTURE IN 3 EASY STEPS. Disponible en: https://sportfactoryproshop.com/blog/how-to-destro...
Malina RM. Early sport specialization: Roots, effectiveness, risks. Curr Sports Med Rep. 2010;9(6):364–71. Vía http://www.rugbyparatodos.org/?p=1659
Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness

miércoles, 11 de octubre de 2017

PREPARACION MOTRIZ EN EL RUGBY

En la actualidad se sigue pensando en avanzar a pasos agigantados, sin quizás recordar las bases. Las fortalezas y debilidades de la preparación física en el rugby de edades infantiles olvidan detalles básicos e importantes en el desarrollo integral del niño y a la adaptación al rugby moderno y actual.

La preparación física infantil no se remite sólo estrictamente a las capacidades condicionantes, fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad.

La visión de una preparación motriz es mucho más amplia que los conceptos de fuerza, velocidad, resistencia, flexibilidad o capacidades condicionantes buscando alternativas al rugby moderno donde debería predominar una buena ubicación, una excelente coordinación, precisión, manejo de la noción de tiempo y espacio, buen trabajo en equipo.

PREPARACIÓN FÍSICA Y HABILIDADES MOTRICES BASICAS

Las capacidades condicionales o capacidades físico motrices son una pequeña parte de la teoría de las capacidades motrices que menciona a las capacidades socio - motrices y las capacidades perceptivo - motrices, todas indispensables pero las últimas dos mencionadas deben tener una mayor incidencia en el rendimiento del deportista en edad infantil.

De la misma forma el trabajo de iniciación requiere un adecuado énfasis en la mejora de la técnica de las habilidades motrices básicas para su efectiva ejecución en los momentos que el juego lo solicite.

Las habilidades motrices básicas se dividen en cuatro importantes grupos, de los cuales se desencadenan una serie de acciones y movimientos utilizados habitualmente por todas en nuestras tareas habituales y en mayor medida en el juego del rugby.

Los grupos y sus algunas de sus acciones son:

DESPLAZAMIENTOS: Marcha, carreras, cuadrupedias, reptaciones, trepas.

SALTOS: horizontales y verticales.

GIROS: longitudinal, transversal, sagital.

MANEJO Y CONTROL DE OBJETOS: con las manos, pies, cabeza, objetos, etc.

Adjuntamos un video aplicativo:



Juan Casajús 
Twitter: @JuanCasajus | www.facebook.com/Juan.Casajus.Rugby
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness


viernes, 6 de octubre de 2017

EJERCICIOS DE PASE II

PASES CON SALTEO.


Número de jugadores: 4.
Pelotas: 1.
Conos: 0
Objetivo: Practicar pases a jugadores en apoyo en profundidad.
Espacio: 50X15


El Número 1 pasa al 2, quien luego pasa directamente al 4. Así el 3 es "salteado" y probablemente marcado con menor presión. Entonces el 4 debe devolver la pelota al 3 y luego el 3 al 1 y repetir.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness
Facebook.com/rugbyandfitness

miércoles, 4 de octubre de 2017

EL ENTRENADOR TRANSVERSAL


Después de haber entrenado durante varios años divisiones infantiles y de observar y tratar empírica y científicamente porqué en algunos casos existía deserción sin fundamentación alguna (las respuestas eran vagas, tanto de jugadores como de padres y de los entrenadores), decidimos interiorizarnos en el tema.

Luego de variadas consultas a antiguos entrenadores, psicólogos y maestros formales, llegamos una conclusión que puede morigerar aquélla deserción y ayudar a la contención de nuevos jugadores infantiles.
En primer lugar, los niños llegan al club en su mayoría, sin saber qué es el rugby, para qué los llevaron sus padres, y mucho menos porqué lo invitó su amiguito.
Vienen de ámbitos muy distintos.

Hagan Uds. un simple retroceso en vuestras vidas y realicen las mismas preguntas que están más arriba. Seguramente no sabrán contestarlas, y los que sí pueden hacerlo, bienvenidos sean.

Piensen y reflexionen:
- Los niños actuales decididamente son diferentes a aquellos que nosotros supimos conocer.
- No tienen posibilidades de ejercitar su motricidad (no todos viven en barrios cerrados, ni pueden jugar con sus amigos en la vereda del barrio, y solo existen honrosas excepciones del sistema formal educativo que destina fondos y recursos a estos temas).
- Nacieron en la era digital. Su realidad es distinta, sus acciones se transmiten a través de aparatos electrónicos y no en un campo de juego o una vereda cualquiera.
- Sus padres, en la mayoría de los casos están demasiado ocupados en sus asuntos para dedicarles tiempo a los juegos físicos que ayudaría muchísimo a los entrenadores de rugby.
- Recibir o atestar un golpe (siempre bien intencionado), tampoco existe en la realidad de estos niños, sus relaciones son a la distancia (del cable de la computadora o del teléfono).
- Así, podríamos repetir y descubrir decenas de situaciones similares que contradicen lo que luego los entrenadores tratamos de enseñar en los entrenamientos en el club.

Entre éstas reflexiones descubrimos junto a los profesionales de la psicología y personas idóneas consultadas, que los entrenadores estamos incurriendo en un error involuntario que es a nuestro humilde modo de ver, grave, que expulsa jugadores en vez de reclutarlos y retenerlos.
Imaginen un niño (me pasó muchas veces), que viene por primera vez al club (estamos hablando siempre de niños, no de juveniles, ese es otro tema más complicado). La realidad de ese niño hasta que pisó el club es: su familia, su escuela, y sus amigos circunstanciales.

Qué hacemos equivocadamente nosotros?
Inmediatamente los introducimos al grupo, tratamos que sea aceptado por todos, e inevitablemente, con dos o tres indicaciones, le resumimos las reglas de un deporte que tiene demasiadas para aprender, generalmente ilógicas desde la mirada del deporte más practicado en la Argentina (fútbol) y por sobre todo, que tiene un roce necesario de cuerpos, campo de juego y el objeto (pelota) que es diferente a todas las ya conocidas por ellos.

Sitúense por unos instantes en la percepción de ese niño:
1) Quizás vino invitado por un amigo,
2) Quizás lo llevó un padre exrugbier que pretende que sea un Puma en dos partidos,
3) Quizás lo trajo un padre que de rugby no tiene la menor idea.
Es una situación difícil y que aparece a veces como traumática.

Hasta aquí, las críticas que hacemos, inclusive a nosotros mismos.
Pero como todos los problemas, aparece la luz de las soluciones, que son las que proponemos, pueden haber muchas más, pero estas son las concluyentes:

1.- Crear un gabinete de “recepción del nuevo jugador” que NO debe ser ni el entrenador de la división a la cual corresponde se incluya el niño, ni el manager, ni el secretario del club.
2.- Necesariamente debe ser uno o varios entrenadores carismáticos, que “reciban” a estos nuevos jugadores.
3.- Estos deberán: mostrarles el club en su totalidad (puede ser en compañía de sus padres, eso facilitará la confianza hacia el novel jugador), explicarles de qué se trata el rugby y porqué es el mejor deporte para nosotros, y luego presentarlo a sus compañeros.
4.- Por lo menos durante dos meses u ocho entrenamientos, enseñar las destrezas básicas correctamente, vincularlos con los miedos que deben superar (el contrario, la pelota, el piso, etc.), y demostrarles que jugar no es golpearse ni sacrificarse, sino que, jugar es DIVERTIRSE.
5.- Una vez preparados, incluirlos en el grupo, sin menospreciar el natural cinismo de los niños, lo que también ocasiona muchas veces deserciones inesperadas de niños que podrían compartir con sus compañeros toda su vida dentro del club que tanto amamos.
6.- Debe ser una tarea normal, no forzada, lo más natural posible, así, cuando se incorporen definitivamente al grupo al cual corresponden se incluyan, la autoestima de estos “NUEVOS” se encuentre alta, porque saben que pasaron por una etapa evolutiva corta pero muy necesaria, que sus mismos compañeros de club le brindaron para un mejor bienestar en el ingreso al rugby como deporte lúdico.
7.- En los casos en los cuales se produzca algún retroceso, (que también es natural), no vendría mal volver al “gabinete” por un par de semanas y reforzar los conocimientos.
8.- En las tareas grupales, donde no existe el roce, por ejemplo la ejercitación exclusivamente física, podrían estar incluidos en sus grupos respectivos para ir morigerando la resistencia a la inclusión de “nuevos” que manifiestan natural y repito cínicamente los niños
9.- Por ningún motivo deberíamos estigmatizarlos, solamente, están aprendiendo lo que “…ustedes ya saben, esa debería ser la respuesta…”. Los niños no indagan demasiado, recuerden que siempre hacen lo que ven, y si todos observan que al “nuevo”, cuando se ponga la camiseta el domingo no se le va a caer la pelota, ni se va a amedrentar ante un tackle, no son incapaces de comprender que todo ese trabajo los beneficia como conjunto.
10.- Es cuestión de animarse a practicarlo. Obtendremos también mayor seguridad (regla básica del rugby infantil), el agradecimiento de los padres (por nuestra preocupación en el tema), la sonrisa de los que “ya saben jugar” porque comprenderán el trabajo que se está haciendo, y el inestimable reconocimiento de nuestros colegas entrenadores, puesto que no deberán repasar conceptos ya aprendidos cuando el “nuevo” se incorpora y el grupo no perderá su homogeneidad.
11.- Hay que animarse y buscar los recursos humanos necesarios, no es imposible practicar esta idea que ya se realiza en clubes del exterior y de nuestro país.


Luis Horacio Ibañez Gattelli
Twitter  

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

lunes, 2 de octubre de 2017

TWITTER: @rugbyandfitness

Marcamos presencia en todas nuestras redes sociales con más de 85.000 seguidores al momento.

Pueden seguirnos en Twitter @rugbyandfitness

y seguir el hashtag

Todas las noticias, informaciones, artículos técnicos, columnas de opinión, fotos de equipos, videos y entrenamientos de http://www.rugbyandfitness.com/ junto con sorteos y premios mensuales de camisetas y pelotas de Rugby!


#Rugby y #RugbyCoaching a cada instante. Los esperamos!


www.rugbyandfitness.com

Facebook.com/rugbyandfitness
Instagram.com/rugbyandfitness 
Twitter @rugbyandfitness

viernes, 29 de septiembre de 2017

RUGBY AND FITNESS CHANNEL


Seguimos creciendo, nuestro CANAL de Rugby and Fitness en You Tube tiene al momento 449.800 visitas! 


Pueden suscribirse sin cargo en: http://www.youtube.com/user/rugbyandfitness

OBJETIVO:  Entrenar el segundo jugador que llega al contacto.  




Rugby and Fitness.com en Facebook!
46.800 Me Gusta!
453.640 clicks en nuestro blog!!

Gracias por compartir nuestros contenidos con sus contactos: 


www.rugbyandfitness.com | Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness