viernes, 30 de junio de 2017

LA NIÑEZ Y LA PELOTA OVALADA

El equilibrio en el inicio de los que comienzan a jugar y las expectativas de los adultos.

Muchas veces hemos visto niños y niñas con una pelota de Rugby. Los sentimientos que nos recorren son varios. Desde preguntarnos si ésa pequeña persona jugará, hasta creer que si juega podrá lastimarse.

El principal mensaje de padres y entrenadores es que el Rugby debe ser seguro. Los valores humanos que quiere practicar, el respeto por el reglamento y la diversión con el contrario harán que jugar al Rugby sea, justamente, mucho más que ello.
Será muy importante el entorno que rodee a niños y niñas, ya que muchos pensarán en un concepto prematuro del rendimiento, entendido como la mejor actuación que dicho pequeño jugador pueda realizar.

Es en éste punto, donde no debe pasar desapercibida la necesidad de constituir la salud como base de todo aprendizaje posterior y como valor agregado del deporte para la sociedad. Sin salud todos los intentos serán en vano. Y muchas veces éste concepto se conoce recién más adelante. Pasado determinado tiempo es posible que aparezcan situaciones no atendidas tiempo atrás.

Fundamentalmente en éste punto del rendimiento y para entender como muchos niños y niñas tardan en aprender, en mejorar, en desarrollarse, simplemente hay que hacer referencia a las habilidades innatas y/o adquiridas necesarias para actividad del Juego y del Deporte.

Se sugiere el conocimiento y la información en las prácticas educativas (http://rugbyandfitness.blogspot.com.ar/2011/02/las-practicas-educativas-en-el-rugby.html) que se llevarán a cabo, pero no dejemos ningún espacio de ocupar y comunicar que tanto el Rugby como otros deportes permiten que los niños y niñas crezcan en ambientes de alegría y ejercicio. 


No hay comentarios: